Buscar
  • IslandiaCar

Guía gastronómica de Islandia para visitantes

¡Qué levante la mano el que pensaba que la gastronomía islandesa empezaba y acababa con el tiburón fermentado! Si piensas visitar Islandia, estarás encantado de saber que hay mucho más aparte de esa delicatesen llamada hákarl. Los platos locales incluyen carne de ballena y de frailecillo, pero hay muchas otras opciones para paladares menos atrevidos. Sigue leyendo para averiguar qué comen los islandeses y explorar la gastronomía de ese país del Atlántico Norte.


Gastronomía de Islandia


Todo el que viaja a Islandia va a pasar por Reykjavik en algún momento, y es un buen punto de partida para empezar a explorar todos los tipos de gastronomía. Es el mejor sitio para familiarizarse con la comida callejera islandesa. Te sorprenderás saber que, en esta nación marítima, la quintaesencia de la comida callejera sea un humilde perrito caliente. De hecho, el puesto de comida callejera más antiguo de la ciudad es el que vende perritos calientes. Es el puesto llamado Baejarins Beztu Pylsur, traducido “los mejores perritos calientes de la ciudad”. Lleva en la zona del puerto desde 1937 y siempre ha sido un negocio familiar. Pero fue en 2014 que se convirtió en noticia cuando el ex­-presidente americano Bill Clinton le dio su aprobado. Aunque muchos prefieren un “ein með öllu” (uno “con todo”, kétchup, mostaza, cebolla frita y salsa remoulade) Clinton eligió uno sólo con mostaza. No es el único famoso que ha estado allí: algunos miembros del reparto de Juego de Tronos eran asiduos y el actor de Hollywood Ben Stiller también lo visitó durante el rodaje de La Vida Secreta de Walter Mitty.


Pescado Islandés


Sin embargo, Islandia es famosa por sus pescados. Rodeada del Océano Atlántico, te habría sorprendido si el pescado no fuera parte importante de su dieta. Durante la larga historia del país, sus habitantes siempre han comido pescado. Entre los más habituales están el bacalao, la pescadilla, la caballa, el rape, el capelán y el abadejo, pero hay muchos más. El salmón y la trucha ártica se pescan en aguas dulces. En algunos restaurantes puedes probar la ballena rorcual. No son ballenas en peligro de extinción y la industria está muy controlada para identificar cualquier impacto de la población. Si estás en Reykjavik uno de los mejores sitios para probarla es Tapas Barinn, donde forma parte del festín gourmet islandés, junto con la langosta, la maruca y el frailecillo.


El guiso de pescado está muy extendido. Plokkfiskur, como se le llama (literalmente “pescado arrancado”), es el mejor plato casero. Trozos de pescado (normalmente pescado blanco, bacalao o pescadilla) y patatas mezclado con cebollas troceadas, caldo de pollo y bechamel para un plato lleno de sabor. Se suele servir con pan de centeno y es delicioso. Por supuesto que el pescado islandés es un alimento básico en su dieta. El pescado rebozado y patatas fritas al estilo británico es una reciente incorporación, aunque ha sido adoptada con gusto. Si buscas un tentempié de pescado, prueba el hardfiskur. Es como carne de pescado seca y se considera un manjar en Islandia. Hay quien prefiere comerlo con mantequilla ya que es un poco más sabroso si no estás acostumbrado.


Platos de Carne de la Gastronomía Islandesa


El cordero es otro de los alimentos básicos de la comida tradicional islandesa. Hay muchas granjas de ovejas por todo el país y estas resistentes criaturas se adaptan bien al frío clima de Islandia. La industria está muy cuidadosamente regulada y por tanto puedes estar seguro de que si estás consumiendo cordero islandés es una carne de mucha calidad de animales que pastan en libertad. Una variación es el hangikjöt, tradicional cordero ahumado islandés. Tradicionalmente se hace sobre un fuego alimentado por estiércol de oveja. La carne se asa y se sala, y se sirve en finas rodajas al estilo de otras carnes curadas, como el prosciutto o el jamón serrano.


Mientras que muchos no dudaríamos en comer cordero, otros platos islandeses requieren más sentido de la aventura y un estómago más fuerte. Svið es un plato tradicional que consiste en media cabeza de cordero. Se le quita el pelo y la piel y el resto se hierve. Proviene de una época en la que no se podía desperdiciar ninguna parte del animal. Se podía probar en el restaurante de la estación de autobuses de Reykjavik, pero acabó cerrando porque este plato pasó de moda. Si te mueres de ganas de probarlo, aún se puede comer en el festival de invierno de Þorrablót. La mejilla es tierna y sabrosa, y los ojos están considerados un manjar.


La sopa de carne es una popular alternativa para los que buscan una comida rápida, pero saciante. Es muy efectiva cuando hace frío. Conocida como Kjötsúp, es una sopa espesa y abundante hecha con cordero y un rico caldo. También contiene patatas, zanahorias, cebolla, puerros y especias, así como cebada para espesar.


Comida vegetariana en Islandia


La cocina islandesa debería ser lo más destacado de un viaje a Islandia, pero si no comes ni carne ni pescado seguramente estés leyendo este artículo con cierto grado de inquietud. No debes preocuparte en lo que a comida vegetariana se refiere. Encontrarás wraps y ensaladas en muchas de las tiendas de comestibles. Svarta Kaffiđ, en la capital, siempre cuenta con una buena sopa vegetariana en su menú. Gló es otro sitio en el que vale la pena mirar. Esta cadena de comida sana cuenta con varios locales, y uno de ellos es 100% vegano. Saben combinar los ingredientes naturales sin carne de una forma innovadora y satisfactoria. Kaffi Vínyl tiene algunos platos veganos, menos de lo que solía, pero vale la pena una visita si estás en el centro de Reikiavik por su combinación de música y comida.


El skyr merece una mención especial y debería estar en la lista de alimentos a probar durante un viaje a Islandia, vegetariano o no. Este producto lácteo se ha exportado con éxito a la Europa occidental y sigue siendo tan popular como siempre en su país natal. Su consumo data de la época medieval, cuando se menciona en las sagas. Oficialmente el skyr es un queso de leche fresca agria, pero tiene la consistencia de un yogur griego. A menudo se toma con frutos del bosque y es una excelente opción para desayunar.


Tiburón Islandés


Para terminar nuestra ronda de comida islandesa, vamos con el tema del que nadie quiere hablar: hákarl. Este famoso alimento es en realidad un tiburón de Groenlandia. Si consumieras la carne del tiburón sin tratar estarías en peligro ya que su alto contenido en urea y trimetilamina lo hace venenoso. Al procesarlo la carne libera esas toxinas y entonces se cuelga la carne curada para secarla antes de cortarla en pequeños trozos para su consumo. El olor a amoniaco produce náuseas para mucha gente, pero si puedes soportarlo no resulta muy diferente a comer un trozo de parmesano que ha quedado duro en el fondo de la nevera. Se pueden conocer más detalles sobre el proceso, e incluso probarlo, en el Bjarnarhöfn Shark Museum en Snæfellsnes.

Si tu estómago aguanta, habrás conseguido más que algunos de los chefs más importantes del mundo. Gordon Ramsay escupió el suyo. Anthony Bourdain lo describió como “la cosa más desagradable y asquerosa” que jamás había comido. El televisivo chef Ainsley Harriott, no pudo con el amoniaco y poéticamente lo describió como masticar un colchón infestado de orina.


Debo decir que me gustó bastante. ¿Y a ti?

© 2020 por IslandiaCar 

Be Local Buy Local ehf. Tel +354 5390618

info@islandiacar.com SSN: 680513-1630

Blikavellir, Aeropuerto internacional KEF (Islandia)

©2020 Todos los derechos reservados - VAT: 114128



HORARIO DE APERTURA
OFICINA AEROPUERTO
En el aeropuerto internacional de Keflavik 
tenemos una oficina abierta 24h.
Teléfono: +(354) 539 06 18
¿Necesitas alquilar una camper en Islandia?
Contacta con nosotros por
email o Facebook
 
7daeb9be305f4ffcc3916acaaf5b60d1.png